Skip to main content

El cáncer y los enfoques de salud complementarios: lo que usted debe saber

¿Cuáles son los puntos fundamentales?

Los enfoques de salud complementarios podrían desempeñar un papel en el cuidado del cáncer, pero usarlos de manera inapropiada puede ser perjudicial. Por su seguridad:

  • No use productos o prácticas no probados para reemplazar o retrasar el tratamiento médico para el cáncer.
  • Si tiene cáncer, consulte con su proveedor de servicios de salud antes de agregar cualquier producto o práctica de salud complementario a su programa de tratamiento.

¿Qué sabemos sobre la utilidad de los enfoques complementarios para el cáncer?

  • No se ha demostrado que algún enfoque de salud complementario prevenga o cure el cáncer.
  • Algunos enfoques de salud complementarios, como la acupuntura, la reducción del estrés con base en la atención plena (mindfulness) y el yoga, podrían ayudar a manejar los síntomas del cáncer y los efectos secundarios del tratamiento.

¿Qué sabemos sobre la seguridad de los enfoques complementarios para el cáncer?

  • Las prácticas psicológicas y físicas como la hipnosis, el masaje terapéutico y el yoga suelen ser seguras cuando se usan de manera apropiada. Sin embargo, es posible que deban tomarse precauciones especiales para que algunas de estas prácticas sean seguras para las personas con cáncer.
  • Algunos enfoques de salud complementarios pueden interferir con el tratamiento médico del cáncer. Por ejemplo, algunas hierbas podrían reducir la eficacia de los medicamentos quimioterapéuticos.
  • Algunas de las “curas” fraudulentas para el cáncer que se comercializan por Internet son peligrosas en sí mismas, y otras pueden ser perjudiciales si las personas las usan en lugar de buscar un tratamiento médico eficaz.

El cáncer

El cáncer es una enfermedad en la que algunas de las células del cuerpo crecen descontroladamente y se diseminan a otras partes del cuerpo. Aunque el cáncer es la segunda causa principal de muerte en los Estados Unidos, las personas con cáncer viven más años de lo que solían debido a las mejoras en la detección y el tratamiento tempranos. Aproximadamente dos de cada tres personas en los Estados Unidos con un diagnóstico de cáncer vivirán al menos 5 años después del diagnóstico.

Para obtener más información sobre el cáncer, visite el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés).

Los enfoques de salud complementarios

Los enfoques de salud complementarios son un grupo de diversos sistemas, prácticas y productos médicos y de cuidado de la salud cuyos orígenes son externos a la medicina convencional. Incluyen productos y prácticas como suplementos a base de hierbas, otros suplementos dietéticos, meditación, manipulación de la columna vertebral y acupuntura.

Los enfoques complementarios pueden clasificarse según las siguientes categorías:

  • Nutricionales (como dietas especiales, suplementos dietéticos, hierbas, probióticos y terapias basadas en microbios)
  • Psicológicos (como meditación, hipnosis, terapias musicales, terapias de relajación)
  • Físicos (como acupuntura, masajes, manipulación de la columna vertebral)
  • Combinaciones psicológicas y físicas (como yoga, taichí, terapias de danza, algunas formas de terapia artística) o combinaciones psicológicas y nutricionales (como alimentación consciente o mindful eating)

Los enfoques nutricionales incluyen lo que el Centro Nacional de Medicina Complementaria e Integral (NCCIH, por sus siglas en inglés) clasificó previamente como productos naturales, mientras que los enfoques psicológicos y/o físicos incluyen lo que se denominó prácticas de cuerpo y mente.

Esta publicación analiza los enfoques de salud complementarios que se han estudiado para la prevención del cáncer, el tratamiento de la enfermedad o el manejo de los síntomas, incluido lo que dice la ciencia sobre su eficacia y cualquier inquietud que haya surgido sobre su seguridad.

Incorporación de enfoques complementarios de salud a la atención médica del cáncer


La Sociedad de Oncología Integrativa [Society for Integrative Oncology] ha publicado pautas para la práctica clínica basada en evidencia para que los profesionales de la salud las consideren cuando incorporan enfoques de salud complementarios a la atención de personas con cáncer.

Las pautas establecen que, cuando se usan junto con las terapias convencionales, algunos de estos enfoques ayudan a controlar los síntomas y a mejorar el bienestar de los pacientes. Sin embargo, las guías advierten que los métodos no probados no deben usarse en lugar del tratamiento convencional porque el tratamiento tardío del cáncer reduce la probabilidad de una remisión o cura.

Enfoques de salud complementarios para los síntomas del cáncer y los efectos secundarios del tratamiento

Algunos enfoques de salud complementarios podrían ayudar a las personas a controlar los síntomas del cáncer o los efectos secundarios del tratamiento. Sin embargo, algunos enfoques podrían interferir con el tratamiento convencional del cáncer o acarrear otros riesgos. Las personas que han recibido un diagnóstico de cáncer deben consultar con sus proveedores de servicios de salud antes de adoptar cualquier enfoque de salud complementario.

Enfoques psicológicos y físicos

Acupuntura


  • Varias evaluaciones de la evidencia han concluido que la acupuntura puede ayudar a controlar las náuseas y el vómito relacionados con el tratamiento en las personas con cáncer.
  • Un análisis combinado de 14 estudios (920 participantes) realizado en 2020 encontró que la acupuntura estaba asociada con reducciones significativas del dolor causado por el cáncer, tanto en los estudios donde se comparó la acupuntura con la acupuntura simulada como en los estudios donde no se comparó la acupuntura con ningún tratamiento. En dos estudios, el uso de acupuntura o acupresión además de analgésicos (medicamentos para el dolor) ayudó a las personas con cáncer a reducir su dosis de analgésicos.
  • Una revisión de 2018 de 10 estudios (1,327 participantes) mostró que la acupuntura podría ser más útil que la acupuntura simulada o la atención habitual para aliviar la fatiga relacionada con el cáncer.
  • Las investigaciones sobre los efectos de la acupuntura en los sofocos relacionados con el cáncer son limitadas.
  • Las complicaciones derivadas de la acupuntura son poco comunes, siempre y cuando el acupunturista use agujas esterilizadas y los procedimientos adecuados. La quimioterapia y la radioterapia debilitan el sistema inmunitario, por lo que es especialmente importante que los acupunturistas sigan procedimientos estrictos con agujas limpias para reducir el riesgo de infección cuando tratan a personas con cáncer.

Información adicional sobre la acupuntura (disponible en inglés)

Hipnosis


  • La hipnosis podría ser útil para manejar el dolor causado por el cáncer en sí o por los procedimientos utilizados en la atención médica del cáncer, para las náuseas y el vómito en las personas con cáncer de mama y para la ansiedad y la angustia en torno a los procedimientos quirúrgicos y clínicos tanto en adultos como en niños. También podría ser útil para los sofocos en las mujeres con cáncer de mama.
  • La hipnosis es una técnica segura cuando la practica un profesional de la salud capacitado, con experiencia y con licencia.

Información adicional sobre la hipnosis (disponible en inglés)

Masaje terapéutico


  • El masaje terapéutico, con o sin aromaterapia (el uso de aceites esenciales), se ha usado para tratar de aliviar el dolor, la ansiedad y otros síntomas en las personas con cáncer. Sin embargo, las pruebas sobre sus beneficios son limitadas.
    • Una revisión de 2021 de 13 estudios (1,100 participantes) de varias terapias manuales, incluidas, entre otras, el masaje terapéutico, proporcionó pruebas de beneficios para el dolor, la función física y el bienestar general, pero no para la fatiga, las náuseas, la ansiedad o la depresión. Estos resultados deben interpretarse con cautela porque se incluyeron diversas terapias manuales y técnicas de medición y porque algunos estudios incluyeron un número reducido de participantes o fueron de baja calidad.
    • Una evaluación de 2016 de 19 estudios (más de 1,200 participantes) sobre los masajes para las personas con cáncer encontró algunas pruebas de que el masaje podría ayudar con el dolor y la ansiedad, pero la calidad de las pruebas fue muy baja y los hallazgos no fueron coherentes.
  • Los masajistas terapéuticos podrían necesitar modificar sus técnicas habituales cuando trabajan con las personas con cáncer; por ejemplo, es posible que tengan que aplicar menos presión de la habitual en áreas sensibles debido al cáncer o a los tratamientos para el cáncer.

Información adicional sobre el masaje terapéutico (disponible en inglés)

Reducción del estrés con base en la atención plena (mindfulness)


  • Una revisión de 2020 de 26 estudios (3,476 participantes) sobre las personas con varios tipos de cáncer mostró que aquellas personas que participaron en intervenciones basadas en la atención plena presentaban menos ansiedad, depresión, fatiga y estrés, y experimentaban una mejor calidad de vida que aquellas que no participaron en dichas intervenciones.
  • La atención plena y otras formas de meditación generalmente se consideran seguras para las personas sanas. Sin embargo, podría ser necesario hacer modificaciones para que sean seguras y cómodas para las personas con ciertos problemas de salud. Por ejemplo, si usted no puede sentarse cómodamente durante largos períodos de tiempo, su instructor de meditación puede adaptar la práctica de meditación para que no lo tenga que hacer.

Información adicional sobre la meditación y la atención plena (disponible en inglés)

Taichí y qigong


  • Una revisión realizada en 2020 analizó 16 estudios (1,268 participantes) de taichí en las mujeres con cáncer de mama. Algunos de los estudios evaluaron el taichí como una alternativa a las intervenciones convencionales de atención de apoyo, como el ejercicio aeróbico y la terapia cognitivo-conductual, y otros lo evaluaron como complemento de la atención convencional. El taichí mejoró la fatiga cuando se usó como un agregado a la atención convencional (dos estudios), pero no cuando se usó como una alternativa a la atención convencional (dos estudios). El taichí mejoró la calidad de vida en general cuando se usó como un agregado a la atención convencional (cuatro estudios) o como una alternativa a la atención convencional (dos estudios).
  • Una revisión realizada en 2019 de 12 estudios recientes (915 participantes) de qigong o taichí en los pacientes con varios tipos de cáncer encontró efectos favorables sobre los síntomas de fatiga y la calidad del sueño que fueron lo suficientemente grandes como para ser importantes para los pacientes.
  • Por lo general, el taichí y el qigong se consideran prácticas seguras.

Información adicional sobre el taichí y el qigong (disponible en inglés)

Yoga


  • Una evaluación de 2020 de 24 estudios sobre el yoga para las mujeres con cáncer de mama, que involucraron más de 1,600 participantes, concluyó que el yoga proporciona mejoras de pequeñas a moderadas en la fatiga y la calidad de vida relacionadas con el cáncer en comparación con las intervenciones que no involucran actividad física. Por lo tanto, podría ser una intervención de apoyo para las mujeres con cáncer de mama, como complemento del tratamiento estándar.
  • Una revisión de 2021 de 26 estudios de intervenciones basadas en el yoga para los síntomas depresivos (1,486 participantes) y 16 estudios de intervenciones basadas en el yoga para los síntomas de ansiedad (977 participantes) en personas con varios tipos de cáncer encontró pruebas de que las intervenciones fueron útiles para ambos tipos de síntomas. La mayoría de los estudios involucraron mujeres con cáncer de mama.
  • El yoga generalmente se considera una forma segura de actividad física para las personas sanas cuando se hace correctamente bajo la dirección de un instructor calificado. Sin embargo, al igual que con otras formas de actividad física, pueden ocurrir lesiones. Las lesiones más comunes son los esguinces y las torceduras. Las lesiones graves son raras. En los estudios de yoga en las personas con cáncer, los eventos adversos en su mayoría han sido menores. Sin embargo, tener un problema continuo de salud, como cáncer, podría aumentar los riesgos de hacer yoga. Si tiene cáncer, consulte con sus profesionales de la salud para determinar si algún aspecto del yoga podría no ser seguro para usted.

Información adicional sobre el yoga (disponible en inglés)

Enfoques nutricionales

Jengibre


  • El jengibre es una hierba que se vende como suplemento dietético. Una evaluación de 2019 de 18 estudios con más de 1,600 participantes concluyó que las pruebas sobre la utilidad de jengibre para las náuseas asociadas con la quimioterapia para el cáncer son mixtas. Algunos estudios sugirieron que el jengibre ayudó a controlar las náuseas, pero en otros estudios, el jengibre no pareció tener efecto alguno.
  • Las personas con un diagnóstico de cáncer deben consultar con sus profesionales de la salud antes de tomar jengibre o cualquier otro suplemento dietético.

Información adicional sobre el jengibre (disponible en inglés)

Enfoques de salud complementarios para el tratamiento del cáncer

No se ha demostrado que algún método complementario cure el cáncer o haga que entre en remisión. Algunos productos o prácticas que se han recomendado para el tratamiento del cáncer podrían interferir con los tratamientos convencionales para el cáncer o presentar otros riesgos. Si ha recibido un diagnóstico de cáncer, debe consultar con sus profesionales de la salud antes de adoptar cualquier enfoque de salud complementario.

En las siguientes secciones se encuentran algunos productos que se han promocionado como tratamientos para el cáncer. Puede encontrar información sobre productos adicionales en el sitio web del NCI.

Suplementos a base de hierbas


Los estudios sobre si los suplementos a base de hierbas o las sustancias derivadas de ellas podrían ser valiosos para el tratamiento del cáncer se encuentran en sus primeras etapas, y las pruebas científicas son limitadas. Los suplementos a base de hierbas podrían tener efectos secundarios y algunos podrían interactuar de manera perjudicial con los medicamentos, incluidos los que se usan en el tratamiento del cáncer.

Suplementos dietéticos de vitaminas, minerales y antioxidantes


Los efectos de tomar suplementos dietéticos de vitaminas y minerales, incluso suplementos antioxidantes, durante el tratamiento del cáncer son inciertos. Debido a que estos suplementos podrían interferir con la eficacia de la quimioterapia u otras terapias para el cáncer, si está recibiendo tratamiento para el cáncer, debe consultar sobre su uso con sus profesionales de la salud.

Ungüentos negros


Los ungüentos negros (también conocidos como bálsamos o pomadas negros) se han comercializado para el autotratamiento de una variedad de afecciones de la piel, incluido el cáncer de piel. Los ungüentos negros no son seguros ni eficaces. Cuando se usan para tratar un cáncer de piel, es posible que los productos de ungüento negro no lo eliminen por completo, lo que puede permitir que el cáncer se propague y se agrave. Además, los ungüentos negros pueden destruir tanto la piel cancerosa como la sana. Pueden causar cicatrices y daño tisular, que a veces es grave y desfigurante. La mayoría de las investigaciones sobre los ungüentos negros consisten en estudios de casos; no se han realizado ensayos clínicos bien controlados.

Laetrilo


El laetrilo es otro nombre para la sustancia natural amigdalina, un componente químico que se encuentra en los huesos de muchas frutas. Una revisión de 2019 de los estudios sobre el laetrilo no encontró pruebas clínicas de su eficacia para el tratamiento del cáncer. El laetrilo puede tener efectos tóxicos.

Vitamina C intravenosa


  • Los estudios sobre los beneficios del uso de la vitamina C intravenosa en dosis altas para el cáncer han arrojado resultados diversos. Las investigaciones en personas son limitadas; la mayor parte de las pruebas se basa en investigaciones en animales y de laboratorio. Las pruebas son contradictorias sobre el impacto de la vitamina C intravenosa en el crecimiento del tumor o la supervivencia en general. Algunos estudios han encontrado un incremento en la calidad de vida y una disminución en las toxicidades relacionadas con el tratamiento del cáncer, pero los hallazgos no son concluyentes.
  • El tratamiento con vitamina C intravenosa generalmente parece ser bien tolerado y seguro; sin embargo, los pacientes con ciertas afecciones (como exceso de hierro, enfermedad renal) corren un mayor riesgo de toxicidad grave.

Curcumina


  • La curcumina, una sustancia que se encuentra en la cúrcuma, se ha estudiado por sus posibles efectos sobre el desarrollo y la evolución del cáncer. Debido a que se probó una variedad de productos y dosis diferentes, y a que los estudios fueron breves e incluyeron solo una pequeña cantidad de personas, no hay evidencia suficiente para recomendar productos que contengan curcumina para el tratamiento de personas con cáncer.
  • Los investigadores siguen estudiando la curcumina para determinar si tiene utilidad para aliviar los efectos secundarios causados por el tratamiento del cáncer, como la mucositis oral y la dermatitis inducida por la radiación (una erupción cutánea causada por la radioterapia), así como para aumentar la calidad de vida.

Tenga cuidado con los fraudes en el tratamiento del cáncer

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos advierte al público que tenga cuidado con los tratamientos fraudulentos contra el cáncer que se promocionan en sitios web o plataformas de redes sociales.

Algunos tratamientos fraudulentos contra el cáncer son perjudiciales por sí solos, y otros pueden ser indirectamente perjudiciales porque las personas pueden retrasar la búsqueda de atención médica mientras los prueban, o porque el producto fraudulento interfiere con la eficacia de los tratamientos contra el cáncer comprobados.

A menudo, las personas que venden tratamientos fraudulentos contra el cáncer suelen comercializarlos con afirmaciones como “trata todas las formas de cáncer”, “cura el cáncer”, “mata selectivamente las células cancerosas” o “es más eficaz que la quimioterapia”.

Si está considerando usar cualquier producto contra el cáncer que haya visto en un anuncio, consulte primero con su proveedor de servicios de salud.

Enfoques de salud complementarios para la prevención del cáncer

Usted puede reducir su riesgo de padecer cáncer de varias maneras: tomar decisiones saludables (como evitar el tabaco y mantener un peso sano), ponerse las vacunas recomendadas contra la hepatitis B y el virus del papiloma humano (VPH) y hacerse las pruebas de detección del cáncer adecuadas. También se han llevado a cabo investigaciones para determinar si varios enfoques nutricionales podrían ayudar a prevenir el cáncer.

Suplementos de vitaminas y minerales


En 2014, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos [U.S Preventive Services Task Force], un grupo de expertos que hace recomendaciones sobre los tipos de atención médica que deben recibir las personas para prevenir enfermedades, evaluó las pruebas sobre los suplementos de vitaminas y minerales y la prevención del cáncer. (Se está realizando una actualización del informe para 2021 y se prevé que las recomendaciones sean las mismas). Estas recomendaciones establecen que:

  • No debe tomar suplementos de vitamina E para tratar de prevenir el cáncer. Los estudios han demostrado que no funcionan.
  • No debe tomar suplementos de betacaroteno para tratar de prevenir el cáncer. Los estudios han demostrado que no funcionan y pueden dañar a algunas personas, como las que fuman tabaco.
  • Para todos los demás suplementos de vitaminas y minerales, incluidas las vitaminas o minerales individuales, las combinaciones como calcio más vitamina D y los multivitamínicos, no hay suficientes pruebas para determinar si pueden ayudar a prevenir el cáncer. El Grupo de Trabajo no hizo ninguna recomendación a favor o en contra del uso de estos suplementos.

Té verde


  • Los estudios sobre el té verde y el cáncer en las personas han producido resultados inconsistentes. Basándose en las pruebas actuales, no es posible determinar si el té verde ayuda a prevenir el cáncer.
  • Se cree que el té verde es seguro cuando se consume como bebida en cantidades moderadas. Se han reportado problemas hepáticos en un pequeño número de personas que tomaron extractos concentrados de té verde. Los expertos sugieren que los extractos de té verde deben tomarse con alimentos, las personas con problemas hepáticos no deben tomar extractos de té verde y los usuarios deben suspender su uso y consultar con su proveedor de servicios de salud si desarrollan síntomas de problemas hepáticos, como dolor abdominal, orina oscura, o ictericia (coloración amarillenta de la piel o los ojos).

Otros enfoques nutricionales


Se han investigado varios otros suplementos dietéticos, incluidos el ajo, el Ginkgo biloba, el noni y el extracto de semilla de uva, por sus posibles efectos preventivos del cáncer, pero las pruebas sobre estas sustancias son demasiado limitadas para sacar conclusiones.

En dos grandes estudios de observación en los que los investigadores hicieron un seguimiento de las personas durante un período de años, las personas que tomaban glucosamina y condroitina tenían menos probabilidad de desarrollar cáncer colorrectal. Debido a que se trataba de estudios de observación y no de ensayos en los que las personas fueron asignadas al azar a tomar un suplemento o un placebo, los resultados solo pueden proporcionar pistas para futuras investigaciones; no pueden probar una relación de causa y efecto porque podrían estar involucrados otros factores.

Investigaciones de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) sobre los enfoques de salud complementarios para el cáncer

Algunos estudios en curso relacionados con los enfoques complementarios y el cáncer financiados por el NCCIH o el NCI están analizando:

  • Si el panaxinol, una sustancia del ginseng americano, puede eliminar la colitis y, por lo tanto, reducir el riesgo de cáncer de colon
  • El valor potencial de una intervención multimodal de mente y cuerpo para reducir el miedo a la recurrencia del cáncer
  • El valor potencial de la hipnosis autoadministrada para controlar los sofocos (que podrían ser causados por el tratamiento del cáncer de mama)
  • El valor potencial del yoga como tratamiento para la neuropatía periférica, un efecto secundario doloroso de algunos tipos de quimioterapia contra el cáncer

Más para considerar


  • Reúna información sobre el producto o la práctica de salud complementaria que le interese y luego compártala con sus proveedores de servicios de salud. Si ha recibido un diagnóstico de cáncer, es especialmente importante que consulte con sus proveedores de servicios de salud antes de comenzar a adoptar cualquier enfoque complementario de salud nuevo. Si ya ha adoptado un enfoque complementario, dígaselo a sus proveedores de servicios de salud, incluso si la razón por la que lo usa no tiene nada que ver con el cáncer. He aquí ejemplos de preguntas que puede hacer:
    • ¿Qué se sabe sobre los beneficios y riesgos de este producto o práctica? ¿Superan los beneficios los riesgos?
    • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?
    • ¿Interferirá este enfoque con mi tratamiento contra el cáncer?
    • ¿Puede recomendarme un profesional capacitado?
  • No use ningún producto o práctica de salud que no haya demostrado ser seguro y eficaz para reemplazar la atención convencional contra el cáncer o como motivo para posponer la consulta con su proveedor de servicios de salud por cualquier problema de salud.
  • Hágase cargo de su salud: consulte con sus proveedores de servicios de salud sobre cualquier enfoque complementario de salud que adopte. Juntos, pueden tomar decisiones compartidas y bien informadas.

Para información adicional

Centro de Información del NCCIH

El Centro de Información del NCCIH proporciona información sobre el NCCIH y los enfoques de salud complementarios e integrativos, incluidas publicaciones y búsquedas en bases de datos federales de literatura científica y médica. El Centro de Información no ofrece asesoría médica, recomendaciones de tratamiento ni referencias a médicos.

Número gratuito en los Estados Unidos: 1-888-644-6226 (asistencia en inglés y español)

TTY (para personas sordas o con problemas de audición): 1-866-464-3615

Sitio web: nccih.nih.gov

Correo electrónico: info@nccih.nih.gov

Instituto Nacional del Cáncer (NCI), NIH

El NCI es la agencia líder del gobierno federal para la investigación del cáncer. El Servicio de Información de Cáncer (CIS, por sus siglas en inglés) del NCI ofrece información completa.

Sitio web: cancer.gov/espanol

Número gratuito en los Estados Unidos: 1-800-422-6237

Oficina de Medicina Complementaria y Alternativa para el Cáncer (OCCAM) del Instituto Nacional del Cáncer (NCI)

La Oficina de Medicina Complementaria y Alternativa para el Cáncer del NCI coordina y amplía las actividades del NCI en las investigaciones sobre los enfoques de salud complementarios.

Información sobre los enfoques de salud complementarios para el tratamiento del cáncer: cancer.gov/espanol/publicaciones/pdq/sumarios-de-informacion/medicina-complementaria-alternativa

Sitio web: cam.cancer.gov (disponible en inglés)

PubMed®

PubMed, un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, contiene información sobre la publicación y (en la mayoría de los casos) resúmenes breves de artículos de revistas científicas y médicas.

Sitio web: pubmed.ncbi.nlm.nih.gov (disponible en inglés)

Ensayos de investigación clínica de los NIH y usted

Los NIH han creado un sitio web, Ensayos de investigación clínica de los NIH y usted (disponible en inglés), para ayudar a las personas a conocer los ensayos clínicos, por qué son importantes y cómo participar. El sitio incluye preguntas y respuestas sobre los ensayos clínicos, orientación sobre cómo encontrar ensayos clínicos a través de ClinicalTrials.gov (disponible en inglés) y otros recursos, e historias sobre las experiencias personales de los participantes en ensayos clínicos. Los ensayos clínicos son necesarios para encontrar mejores maneras de prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades.

Sitio web: nih.gov/health-information/nih-clinical-research-trials-you

Bibliografía clave

Bibliografía adicional


  • Adler BL, Friedman AJ. Safety and efficacy of agents used for home mole removal and skin cancer treatment in the internet age, and analysis of cases. Journal of Drugs in Dermatology. 2013;12(9):1058-1063.
  • Ahmad FB, Anderson RN. The leading causes of death in the US for 2020. JAMA. 2021;325(18):1829-1830.
  • Ambrosone CB, Zirpoli GR, Hutson AD, et al. Dietary supplement use during chemotherapy and survival outcomes of patients with breast cancer enrolled in a cooperative group clinical trial (SWOG S0221). Journal of Clinical Oncology. 2020;38(8):804-814.
  • Arslan D, Tural D, Akar E. Herbal administration and interaction of cancer treatment. Journal of Palliative Medicine. 2013;16(11):1466-1476.
  • Biggs ML, Sorkin BC, Nahin RL, et al. Ginkgo biloba and risk of cancer: secondary analysis of the Ginkgo Evaluation of Memory (GEM) study. Pharmacoepidemiology and Drug Safety. 2010;19(7):694-698.
  • Birdee GS, Wayne PM, Davis RB, et al. T’ai chi and qigong for health: patterns of use in the United States. Journal of Alternative and Complementary Medicine. 2009;15(9):969-973.
  • Brasky TM, Kristal AR, Navarro SL, et al. Specialty supplements and prostate cancer risk in the VITamins And Lifestyle (VITAL) cohort. Nutrition and Cancer. 2011;63(4):573-582.
  • Carlson LE, Toivonen K, Flynn M, et al. The role of hypnosis in cancer care. Current Oncology Reports. 2018;20(12):93.
  • Centers for Disease Control and Prevention. How To Prevent Cancer or Find It Early. Accessed at cdc.gov/cancer/dcpc/prevention on September 9, 2021.
  • Chen Y-P, Liu T, Peng Y-Y, et al. Acupuncture for hot flashes in women with breast cancer: a systematic review. Journal of Cancer Research and Therapeutics. 2016;12(2):535-542.
  • Chien T-J, Hsu C-H, Liu C-Y, et al. Effect of acupuncture on hot flush and menopause symptoms in breast cancer: a systematic review and meta-analysis. PLoS One. 2017;12(8):e0180918.
  • Clairet A-L, Boiteux-Jurain M, Curtit E, et al. Interaction between phytotherapy and oral anticancer agents: prospective study and literature review. Medical Oncology. 2019;36(5):45.
  • Cramer H, Krucoff C, Dobos G. Adverse events associated with yoga: a systematic review of published case reports and case series. PloS One. 2013;8(10):e75515.
  • Cramer H, Ostermann T, Dobos G. Injuries and other adverse events associated with yoga practice: a systematic review of epidemiological studies. Journal of Science and Medicine in Sport. 2018;21(2):147-154.
  • Cramer H, Ward L, Saper R, et al. The safety of yoga: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. American Journal of Epidemiology. 2015;182(4):281-293.
  • Croaker A, King GJ, Pyne JH, et al. A review of black salve: cancer specificity, cure, and cosmesis. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. 2017;2017:9184034.
  • Cui H, Wang Q, Pedersen M, et al. The safety of tai chi: a meta-analysis of adverse events in randomized controlled trials. Contemporary Clinical Trials. 2019;82:85-92.
  • Elad S, Meidan I, Sellam G, et al. Topical curcumin for the prevention of oral mucositis in pediatric patients: case series. Alternative Therapies in Health and Medicine. 2013;19(3):21-24.
  • Ernst E, Lee MS. Acupuncture for palliative and supportive cancer care: a systematic review of systematic reviews. Journal of Pain and Symptom Management. 2010;40(1):e3-e5.
  • Farhat Z, Hershberger PA, Freudenheim JL, et al. Types of garlic and their anticancer and antioxidant activity: a review of the epidemiologic and experimental evidence. European Journal of Nutrition. 2021;60(7):3585-3609.
  • Francis M, Williams S. Effectiveness of Indian turmeric powder with honey as complementary therapy on oral mucositis: a nursing perspective among cancer patients in Mysore. Nursing Journal of India. 2014;105(6):258-260.
  • Fritz H, Flower G, Weeks L, et al. Intravenous vitamin C and cancer: a systematic review. Integrative Cancer Therapies. 2014;13(4):280-300.
  • Garcia MK, McQuade J, Haddad R, et al. Systematic review of acupuncture in cancer care: a synthesis of the evidence. Journal of Clinical Oncology. 2013;31(7):952-960.
  • Haefeli WE, Carls A. Drug interactions with phytotherapeutics in oncology. Expert Opinion on Drug Metabolism and Toxicology. 2014;10(3):359-377.
  • Jung AY, Cai X, Thoene K, et al. Antioxidant supplementation and breast cancer prognosis in postmenopausal women undergoing chemotherapy and radiation therapy. American Journal of Clinical Nutrition. 2019;109(1):69-78.
  • Kantor ED, Zhang X, Wu K, et al. Use of glucosamine and chondroitin supplements in relation to risk of colorectal cancer: results from the Nurses’ Health Study and Health Professionals Follow-Up Study. International Journal of Cancer. 2016;139(9):1949-1957.
  • Kravits K. Hypnosis: adjunct therapy for cancer pain management. Journal of the Advanced Practitioner in Oncology. 2013;4(2):83-88.
  • Latte-Naor S, Mao JJ. Putting integrative oncology into practice: concepts and approaches. Journal of Oncology Practice. 2019;15(1):7-14.
  • Leecy TN, Beer TW, Harvey NT, et al. Histopathological features associated with application of black salve to cutaneous lesions: a series of 16 cases and review of the literature. Pathology. 2013;45(7):670-674.
  • Lim A. Black salve treatment of skin cancer: a review. Journal of Dermatological Treatment. 2018;29(4):388-392.
  • Lipton L. Using yoga to treat disease: an evidence-based review. Journal of the American Academy of Physician Assistants. 2008;21(2):34-36, 38, 41.
  • Liu L, Tan H, Yu S, et al. The effectiveness of tai chi in breast cancer patients: a systematic review and meta-analysis. Complementary Therapies in Clinical Practice. 2020;38:101078.
  • Lustyk MKB, Chawla N, Nolan RS, et al. Mindfulness meditation research: issues of participant screening, safety procedures, and researcher training. Advances in Mind-Body Medicine. 2009;24(1):20-30.
  • Moyer VA, U.S. Preventive Services Task Force. Vitamin, mineral, and multivitamin supplements for the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Annals of Internal Medicine. 2014;160(8):558-564.
  • Nakayama A, Alladin KP, Igbokwe O, et al. Systematic review: generating evidence-based guidelines on the concurrent use of dietary antioxidants and chemotherapy or radiotherapy. Cancer Investigation. 2011;29(10):655-667.
  • National Cancer Institute. Curcumin (Curcuma, Turmeric) and Cancer (PDQ®)—Health Professional Version. National Cancer Institute website. Accessed at cancer.gov/about-cancer/treatment/cam/hp/curcumin-pdq on July 30, 2021.
  • National Cancer Institute. High-Dose Vitamin C (PDQ®)—Health Professional Version. National Cancer Institute website. Accessed at cancer.gov/about-cancer/treatment/cam/hp/vitamin-c-pdq on August 31, 2021.
  • National Cancer Institute. Laetrile/Amygdalin (PDQ®)—Health Professional Version. National Cancer Institute website. Accessed at cancer.gov/about-cancer/treatment/cam/hp/laetrile-pdq on August 31, 2021.
  • National Cancer Institute. Tea and Cancer Prevention. National Cancer Institute website. Accessed at cancer.gov/cancertopics/causes-prevention/risk/diet/tea-fact-sheet on October 8, 2021.
  • Oketch-Rabah HA, Roe AL, Rider CV, et al. United States Pharmacopeia (USP) comprehensive review of the hepatotoxicity of green tea extracts.Toxicology Reports. 2020;7:386-402.
  • Panahi Y, Saadat A, Beiraghdar F, et al. Adjuvant therapy with bioavailability-boosted curcuminoids suppresses systemic inflammation and improves quality of life in patients with solid tumors: a randomized double-blind placebo-controlled trial. Phytotherapy Research. 2014;28(10):1461-1467.
  • Pawlus AD, Su B-N, Deng Y, et al. Noni. In: Coates PM, Betz JM, Blackman MR, et al., eds. Encyclopedia of Dietary Supplements. 2nd ed. New York, NY: Informa Healthcare; 2010:570-576.
  • Ryan JL, Heckler CE, Ling M, et al. Curcumin for radiation dermatitis: a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial of thirty breast cancer patients. Radiation Research. 2013;180(1):34-43.
  • Salehi A, Marzban M, Zadeh AR. Acupuncture for treating hot flashes in breast cancer patients: an updated meta-analysis. Supportive Care in Cancer. 2016;24(12):4895-4899.
  • Satia JA, Littman A, Slatore CG, et al. Associations of herbal and specialty supplements with lung and colorectal cancer risk in the VITamins And Lifestyle study. Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention. 2009;18(5):1419-1428.
  • Shi J, Chen Q, Xu M, et al. Recent updates and future perspectives about amygdalin as a potential anticancer agent: a review. Cancer Medicine. 2019;8(6):3004-3011.
  • Swain TA, McGwin G. Yoga-related injuries in the United States from 2001 to 2014. Orthopaedic Journal of Sports Medicine. 2016;4(11):2325967116671703.
  • U.S. Food and Drug Administration. Products Claiming To “Cure” Cancer Are a Cruel Deception. Accessed at fda.gov/consumers/consumer-updates/products-claiming-cure-cancer-are-cruel-deception on September 9, 2021.
  • Vernieri C, Nichetti F, Raimondi A, et al. Diet and supplements in cancer prevention and treatment: clinical evidences and future perspectives. Critical Reviews in Oncology/Hematology. 2018;123:57-73.
  • Xu S, Wang L, Cooper E, et al. Adverse events of acupuncture: a systematic review of case reports. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. 2013;2013:581203.
  • Xunlin NG, Lau Y, Klainin-Yobas P. The effectiveness of mindfulness-based interventions among cancer patients and survivors: a systematic review and meta-analysis. Supportive Care in Cancer. 2020;28(4):1563-1578
  • Yao C, Cheng Y, Zhu Q, et al. Clinical evidence for the effects of manual therapy on cancer pain: a systematic review and meta-analysis. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. 2021;2021;6678184.
  • Zeng Y, Xie X, Cheng ASK. Qigong or tai chi in cancer care: an updated systematic review and meta-analysis. Current Oncology Reports. 2019;21(6):48.
  • Zhang Y, Lin L, Li H, et al. Effects of acupuncture on cancer-related fatigue: a meta-analysis. Supportive Care in Cancer. 2018;26(2):415-425.

Agradecimientos

El NCCIH agradece a Jeffrey White, M.D., Oluwadamilola Olaku, M.D., M.P.H., Sophie King, M.S. y Megan Sansevere, M.S., de la Oficina de Medicina Complementaria y Alternativa para el Cáncer del NCI y a David Shurtleff, Ph.D., del NCCIH por la revisión de la actualización de esta publicación.

Esta publicación no tiene derechos de autor y es de dominio público. Se recomienda su reproducción.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral ha suministrado este material para su información. No pretende sustituir los conocimientos médicos ni las recomendaciones de los profesionales de la salud. Lo alentamos a que consulte al profesional médico que corresponda acerca de cualquier decisión sobre el tratamiento o la atención. La mención de un producto, servicio o terapia en este documento de ninguna manera significa que cuenta con el respaldo del Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral.

Actualizado: noviembre de 2021